Blogia
VOLVER A EMPEZAR

ME SIENTO BIEN

ME SIENTO BIEN ME SIENTO BIEN....



Pues si, ya ni los polvorones me hacen efecto,hoy 25 de diciembre una tiradita de 18 km a un ritmillo de 4'50"km de media, aparentemente facil,y ni rastro del par de copitas y opípara cena de ayer noche,pienso que le he cogido la medida a la distancia(media maraton)o al menos estoy bien entrenado para ella,eso sí, a mi nivel y con prudencia,veremos cuando creeré estarlo para la doble distancia(marathon) y cuanto tiempo me llevará, aunque se que una cosa traerá a la otra,ultimamente estoy disfrutando,y solo se disfruta cuando estas bien,esperemos no excedernos y seguir pasandolo bien aunque sea un poco, yo ya me conformo,pero que se alejen las lesiones,que es lo verdaderamente deprimente.

El motivo del titulo no es exactamente por mi bonanza atletica,es que desde hace un porron de años me tenia como cancion favorita una de James Braun,de la que no sabia ni el titulo ni letra, pero la musiquilla si que me lo decia todo,algo añoraba yo por aquellos entonces, apesar de andar desbocao en mi anterior etapa deportiva, pero es que faltaba lo que faltaba...por eso, y desde hace años ahora me siento bien,y encima practicando de nuevo mi deporte favorito sin que me falte motivacion.

Puede que sea por la sensibleria de esta fechas, pero espero seguir sintiendome bien mucho tiempo, como hasta ahora,el hombre solo es hombre cuando tiene una mujer al lado,aunque a veces, no sepamos valorarlas en su justa medida,quiza lo haremos cuando no las tengamos...cuando las hallamos perdido por nuestra mala cabeza,que dificil equilibrio...la vida a veces tampoco ayuda, pero las mas de las veces el saber solventar los problemas es lo que suele solidificar mas la relacion de pareja,claro que lo mejor es... una balsa de aceite.



Asomaba a sus ojos una lágrima
y... mi labio una frase de perdón;
habló el orgullo y enjugó un llanto,
y la frase en mi labio expiró.
Yo voy por un camino, ella por otro;
pero al pensar en nuestro mutuo amor,
yo digo aún: ¿Por qué calle aquel día?.
Y ella dirá: ¿Por qué no lloré yo?.
Es cuestión de palabras, y, no obstante,
ni tu ni yo jamás,
después de lo pasado convendremos
en quién la culpa está
¡Lástima que el amor un diccionario
no tenga donde hallar
cuando el orgullo es simplemente orgullo
y cuando es dignidad!

Gustavo A. Bécquer

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres