Blogia
VOLVER A EMPEZAR

LA HORA DE LA VERDAD

LA HORA DE LA VERDAD LLEGO LA HORA...

Pues eso, que llevo 2 meses sin competir y aprovechando la coyuntura y pensando que ya era hora, he tomado algo de carrerilla para relanzar y preparar mi septima maraton despues de 25 años aproximadamente que corrí la ultima,sera en San sebastian,una maraton que ya me quedo pendiente en aquellos tiempos y que desde que volvi a empezar a correr, sabia que el nombre de mi rentree con la maraton ya estaba escrito,es mas,mi maxima motivacion duerante estos años(5) ha sido prepararme para este momento, que dios mediante será el 29 de noviembre.

Esta semana se cumple el 1º mesociclo de la preparacion especifica que contara con 3 mas,no quiero competir mucho, lo justo,un mes antes un test de alguna media posiblemente la de Jaen(me iria muy bien bajar de 1 h 35’)ya que así mis pretensiones de ir a bajar de 3h 20’en la maraton, no serian tan justas,y estaria en buen camino, si acaso participar en alguna prueba que me sirva como tirada larga, osea alguna carrera de mas de 20 km.

No voy a varias demasiado la semana tipo si acaso en el ultimo mes y medio incorporaré las series largas que "tanto me gustan.." desde 2000m a 4000m siempre dependiendo de como esté anímicamente...

Esta seria la semana tipo, incrementando 5 km cada semana el kilometraje y empezando con 70km semanales,llegando como tope final si todo va bien al los 105/110km

Lunes: trote 11km a 5’km

Martes: trote a 11km a 5’km

Miercoles: cuestas 10x250m

Jueves: trote a ritmo( de media maraton) 4’30"km

Viernes: series 6x1000m de 4’08" 4’00

Sabado: gimnas,pesas,abdominales y estiramientos

Domingo: tirada larga 18/20km

Cuarta semana del mesociclo rebajar la carga.



A UN OLMO SECO

Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo
algunas hojas verdes le han salido.

¡El olmo centenario en la colina
que lame el Duero! Un musgo amarillento
le mancha la corteza blanquecina
al tronco carcomido y polvoriento.

No será, cual los álamos cantores
que guardan el camino y la ribera,
habitado de pardos ruiseñores.

Ejército de hormigas en hilera
va trepando por él, y en sus entrañas
urden sus telas grises las arañas.

Antes que te derribe, olmo del Duero,
con su hacha el leñador, y el carpintero
te convierta en melena de campana,
lanza de carro o yugo de carreta;
antes que rojo en el hogar, mañana,
ardas en alguna mísera caseta,
al borde de un camino;
antes que te descuaje un torbellino
y tronche el soplo de las sierras blancas;
antes que el río hasta la mar te empuje
por valles y barrancas,
olmo, quiero anotar en mi cartera
la gracia de tu rama verdecida.
Mi corazón espera
también, hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres